martes, 21 de mayo de 2019

Tu elijes Grisón 4


Grisón se despertó a las seis de la tarde del día siguiente completamente descansado, se sentía extraño pero lo achaco a las horas extras de sueño y a la deshidratante, se aseo por completo y con parte del fajo de billetes en la cartera se fue a la calle para comprarse algo de ropa nueva y mas comida.
Al salir de la habitación del motel se extraño al observar que se estaba haciendo de noche de nuevo por lo cual se precipito en ir a buscar las cosas que necesitaba, seguía sintiéndose extraño pero no le dio importancia acelero el paso hasta llegar a la tienda de ropa mas cercana donde, soportando las miradas de asco y repulsión de las cajeras, se compro un par de pantalones largos de color negro y azul marino, tres camisetas de manga larga con diferentes estampados, un suéter a rallas rojas y beis, un jersey con un simpático dibujo de un perro bordado y un par de tenis blancos, no conjuntaba mucho pero al menos estaban enteras y era ropa cálida, pago con los billetes que llevaba en la cartera ante la sorpresa de los trabajadores de la tienda, Grisón se sorprendió al descubrir que le sobrara bastante dinero ya que se había llevado unos cuantos billetes sin fijarse mucho en el numero exacto del dinero que llevaba.
De vuelta a casa Grisón noto que unos chicos jóvenes le seguían mientras uno de ellos hablaba algo que no pudo entender. Comenzó a acelerar el paso preocupado por que le quisieran robar, pero le seguían el ritmo, un señor de cincuenta y tres años no podía ir mas rápido que un grupo de veinteañeros, asustado cruzo por varias callejuelas y caminos en un intento de despistarlos pero cada vez que se daba la vuelta hay estaban detrás de el siguiéndole, estaba a pocas calles de su casa cuando un hombre que aparentaba treinta años le sorprendió agarrándole los brazos, lo ultimo que escucho fueron los gritos eufóricos de sus perseguidores y el golpe seco de algo contra su cabeza.
Despertó en un zulo atado a una silla de pies y manos, confuso y dolorido por el golpe que le habían dado en la cabeza, no podía ser real los narcotraficantes le habían encontrado, Grisón podía oírlos dando voces alterados por el dinero, peleando por quien tenia que hacer guardia ese día y como no se dieran cuenta antes, Grisón intentaba con todas las fuerzas que le quedaban zafarse de las ataduras de las manos para poder así escapar pero era imposible.
Uno de los traficantes se entero de lo que el prisionero intentaba hacer y comenzó a golpearlo brutalmente, ya que no podrían recuperar el dinero al menos el no podría disfrutarlo, continuo hasta que el jefe le separo, el suelo estaba lleno de sangre y un par de dientes, viendo el maltrecho estado físico del prisionero el líder de los traficantes saco una pistola y disparo contra el chico que anteriormente le había dado la paliza a Grisón, el joven cayo muerto al suelo dejando un reguero de sangre en la pared que tenia detrás y un charco aun mayor en el suelo, sus compañeros lo cogieron al peso y lo tiraron por la ventana.
Lo siguiente que noto Grisón fue la pistola aun caliente presionando su cráneo, este era su fin pensó, cerro los ojos y se preparó “pum”.
Grisón se levanto de un salto de la cama, eran las nueve de la mañana, todo, absolutamente todo había sido una pesadilla, respiro tranquilo se levanto y se encabezo al baño para darse una larga ducha caliente, después de ducharse, afeitarse y tomar otra de las latas de desayuno, cogió quinientos euros del fajo se los metió en la cartera y salio a la calle.
Es un nuevo día uno real, se dijo a si mismo.

domingo, 19 de mayo de 2019

Tu elijes Grison 3


Grisón se alejo todo lo que pudo de la casa de narcotraficantes, pero se acercaba la noche y necesitaba desesperadamente un lugar para resguardarse del frio, decidido a seguir sin depender de la ayuda de nadie se dirigió al motel de la ciudad para quedarse una noche, pagando con parte del fajo de los camellos que tenia en la mochila.
Al entrar en su habitación del motel se dio una ducha y se sirvió una de las latas que llevaba en la mochila, guardando el resto en la pequeña cocina.
Era una habitación pequeña y sin muchos lujos pero le llegaba. Tenia una baño una cocina y una habitación que a la vez funcionaba de salón con servicio de habitaciones y WIFI, después de la primera ducha caliente en mucho tiempo Grisón sopeso la idea de quedarse en el motel con el dinero que tenia, el cual le llegaría para un par de meses.
El primer paso de encontrar una casa ya estaba, al menos entre comillas, ahora lo que necesitaba era un trabajo de lo que fuera para no depender de nadie, se dispuso a descansar 1 día de forma cómoda y agradable en el motel, y cuando estuviera listo ponerse en búsqueda de un empleo para conseguir costearse los pocos gastos que tenia, se metió en la cama con una sonrisa después de mucho tiempo pensando en que algún día podría volver a abrir otra panadería.

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Tu eliges Grisón 2


Grisón inspecciono el jardín trasero de la propiedad para asegurar el terreno, encontró una pequeña ventana por la que podía acceder al sótano que rompió valiéndose de una piedra, una vez dentro se limpio los restos de cristal de la chaqueta y empezó a inspeccionar las distintas cajas del sótano en busca de algo que pudiera usar o vender.

El sótano estaba lleno de cajas de cartón, estantes de hierro y un par de baúles, tras inspeccionarlos todos detenidamente y conseguir un par de mantas con las que taparse en las frías noches y unos cuantos objetos que podían tener algún valor se armo de valor para subir las escaleras que le llevarían a la planta principal de la casa, su distribución le pareció de los mas extraña, la puerta daba a la cocina que comunicaba con el salón a su vez unas escaleras subían a las habitaciones y el baño.

En la cocina se deshizo de la mochila y guardo la poca comida que tenia en la despensa, no había muchas cosas a excepción de basura y un par de latas de conserva, en el salón tenia la televisión y un par de sofás sucios, sin entretenerse subió las escaleras para inspeccionar el piso de arriba, en una de las habitaciones pequeñas que funcionaba de despacho se encontró con una fabrica de metanfetamína, Grisón se asusto por haber allanado el piso franco de unos camellos sabiendo las posibles represarías, se le acelero el corazón y no pudo pensar con claridad, decidió salir de la habitación e inspeccionar las otras dos que le faltaban, cambio su pequeña mochila por una de senderismo que encontró en un armario en la que metió un pequeño fajo de billetes de los camellos, unas sabanas, las latas de comida que había dejado en la despensa y unos rollos de papel. Aun asustado bajo hasta el sótano y salio de la casa por la misma ventana por la cual entrara, nada mas salir se alejo corriendo de la casa en busca de un lugar mas acogedor y seguro.


jueves, 13 de septiembre de 2018

Tu eliges Grisón 1


Grisón era el mejor panadero del barrio hasta que un problema con el juego hizo que le debiera una gran cantidad de dinero a una banda, tuvo que vender la panadería, legado que le había dejado su padre al morir, sin la panadería se dio a la bebida y empezó a acumular una gran cantidad de deudas, por lo cual un día su mujer lo echo de casa y le pidió el divorcio, sin ganas de nada Grisón deambulo por la calles hasta que un golpe de realidad le hizo darse cuenta de que esa no era la vida que quería, intento rehacer su vida, se presentó a muchas entrevistas de trabajo pero su aspecto desarrapado y su peste a alcohol no le proporcionaba una buena primera impresión ante los jefes, rechazo tras rechazo el optimismo de Grisón se iba marchitando, estaba solo, pasaba los días deambulando y las noches en el albergue del barrio, pero las normas de los albergues solo te dejan estar allí una máximo de dos meses sin aportar ninguna garantía de cambio de vida, antes de que le echaran nuestro protagonista decidió coger una mochila e irse en busca de un lugar donde poder empezar de cero, la vida en la calle es dura, teniendo que soportar las miradas de asco y las palabras lascivas, Grisón dormía en callejones acompañado del resto de vagabundo del barrio, día tras día los dependientes de los negocios locales que lo reconocían le daban algo del genero que tenían que tirar, el se lo agradecía, pero odiaba tener que vivir de la caridad de los que antiguamente habían sido sus amigos.

Un día mientras caminaba por la calle en busca de un nuevo lugar en el que pasar la noche se encontró con una casa de aspecto ruinoso, el jardín lleno de maleza, el buzón tirado por el suelo y roto, le faltaban alguna ventanas pero era mucho mejor que el callejón, no sabia que tenia que hacer podía entrar y ver la situación del interior de la casa o pasar de largo, al fin y al cabo ese no era su hogar y seria delito entrar, pero con las primeras nevadas del invierno sobre su cabeza morir de frio en la calle tampoco le parecía una gran opción.

sábado, 8 de septiembre de 2018

Tu Eliges

Voy a empezar una nueva historia en la cual podréis elegir diferentes acciones que van a hacer nuestros personajes, para empezar dejar en los comentarios con que personaje queréis que empiece nuestra historia.



PRESENTACIÓN


Rachel (46 años).


Rachel es medico de urgencias en el hospital George Washington University Hospital, una noche en un turno doble de 12 horas cuando solo le quedaban 2 horas para irse a casa unos terroristas entraron con intención de suicidarse haciendo explotar el hospital si no cumplían sus requisitos.


Grison (53 años)


Grison era un panadero que se dio al alcohol y el vicio en antros de dudosa reputación, tras perder su casa, su familia y su negocio se ve obligado a vivir en albergues de la ciudad de Washington y ganarse la vida como puede.


Lily (20 años)


Lily estudia en Georgetown University se esta haciendo la carrera de derecho, especializandose en derecho penal, es una chica delgada, rubia muy timida, sufre de cambios de humor y una agresividad extrema lo que la lleva a estar medicada.


Murray (37 años)

Murray es policia de la ciudad de Washington lleva 11 años en el cuerpo, tiene un expediente perfecto de detenciones lo que le ha llevado a ser el mejor agente del cuerpo y un ascenso a la unidad de antivicio actualmente esta de incógnito para cazar a una banda de camellos.